Con el fin de combatir y contener la sequía y la desertificación en el país, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural ha implementado medidas de adaptación y mitigación a través de diversas acciones técnicas y enfoques.

Estas iniciativas contribuyen a mejorar la productividad en las zonas áridas y semiáridas del país y a mitigar los efectos de la sequía recurrente que aqueja a miles de productores agropecuarios, destacó el titular de la dependencia federal, Víctor Villalobos Arámbula.

La Secretaría, dijo, ha priorizado la conservación y restauración de agroecosistemas, la conservación y aprovechamiento sustentable de los recursos suelo, agua y genéticos para la alimentación y la agricultura, así como el fomento de buenas prácticas agrícolas en su sentido más amplio.

Entre las acciones que impulsa Agricultura está el proyecto de estimulación de lluvias, que a través de la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza) y con apoyo de la Fuerza Aérea Mexicana, un equipo de técnicos libera moléculas de yoduro de plata sobre las nubes para propiciar la precipitación y se ha aplicado en estados como Baja California, Sonora, Sinaloa, Chihuahua, Durango, Coahuila y Zacatecas.

Asimismo, a través de la Estrategia Nacional de Suelos para la Agricultura Sostenible (ENASAS) se llevan a cabo trabajos encaminados a promover la retención de agua en el suelo y el manejo sostenible de este recurso para la agricultura, así como contribuir a concientizar sobre la importancia de mantener suelos sanos para la seguridad alimentaria y la adaptación y mitigación al cambio climático.

También, se fomentan prácticas de conservación y restauración de suelos para disminuir su erosión y aumentar la captación e infiltración de agua de lluvia en zonas agrícolas de temporal y acciones para mejorar los sistemas de riego y en general hacer un manejo más eficiente del agua de uso agrícola, pecuario y acuícola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: