Seis policías fueron asesinados por integrantes de un grupo armado de la delincuencia organizada durante una emboscada está madrugada del domingo en Anáhuac, en el norte de Nuevo León. En el ataque también resultaron heridos cuatro elementos de la corporación.

De acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, el hecho se registró a las tres de la madrugada en el tramo de la carretera de Lampazos a Colombia, donde los agentes se realizaban labores de patrullaje en dicha zona, cuando fueron emboscados por sujetos a bordo de al menos 10 camionetas, quienes abrieron fuego contra los oficiales.

La dependencia detalló que los policías “heroicamente repelieron la agresión” de los sujetos que viajaban en un convoy de diez vehículos”, pese a que eran superados en número y armamento.

Según los primeros informes, tres elementos de la Fuerza Civil perdieron la vida en el lugar del ataque y otros cuatro resultaron heridos por los impactos de bala, quienes fueron trasladados a hospitales de la zona para recibir atención médica.

En tanto, tres policías fueron privados de su libertad, mismos que fueron encontrados ejecutados en la zona limítrofe con Coahuila, según medios locales.

Sobre la carretera a Colombia se localizaron dos camionetas que fueron abandonadas: una Dodge Ram de color blanco y una Chevrolet Tahoe color guinda, las cuales estaban blindadas, no contaban con placas de circulación en la parte trasera y habrían sido usadas por los agresores.

Por este crimen, la Secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León señaló que el gobierno estatal y la Fuerza Civil, otorgarán todo el apoyo a las familias de los afectados y con ellos ante tan lamentable pérdida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: