Martín Alberto Mendoza / mo

Quemaduras de segundo grado en la mayor parte de cuerpo sufrió una señora de 68 años, al ser arrasada su vivienda por voraz incendio en el ejido Buenavista.

El siniestro se desató poco antes de las 12:00 horas del mediodía de este jueves, presuntamente a causa de un corto circuito.

La casa que contaba con techo de falso plafon –hielo seco– material altamente flamable quedó completamente destruida por el fuego.

Fue auxiliada por vecinos y trasladada a esta ciudad en un vehículo particular, pero en el trayecto fue transbordada a una ambulancia de Cruz Roja.

Y con la premura del caso llevada al área de urgencias del hospital del Seguro Social.

De acuerdo al diagnóstico de facultativos, presentó quemaduras de segundo grado en el 46 por ciento de su cuerpo como tórax, rostro, brazos, pies y manos. Solo en el abdomen sufrió quemaduras de primer grado.

Quedó bajo intensos cuidados médicos en el instituto Mexicano del Seguro Social.

Al lugar del siniestro acudió personal del Departamento de Bomberos en las unidades E-09, AR-01 y T-02.

Por versión de la lesionada se estableció que todo se originó a raíz del estallido del refrigerador, ya que en el transcurso de la mañana se registraron altibajos en el fluido eléctrico.

Y, a decir de la señora esto provocó que el refrigerador estallara y después sobrevino el fuego que acabó con la vivienda.

Se informó que los daños materiales se cuantificaron en aproximadamente 200 mil pesos, debido a que todo el mobiliario fue destruido por las llamas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: