El cantante puertorriqueño Ricky Martin fue demandado por su exmanager Rebecca Drucker por incumplimiento de contrato.

La demanda es de más de 3 millones de dólares en comisiones no pagadas, más daños punitivos, según documentos legales.

En dicha demanda presentada ante el Tribunal del Distrito Central de Los Ángeles se alega que Drucker ayudó al cantante con contrato de grabación, acuerdos de gira y patrocinio, así como otros esfuerzos profesionales.

“Con Rebbeca a su lado, Martin ganó millones de dólares y, por lo tanto, le debe comisiones sustanciales”, dice la denuncia de 15 páginas.

Rebbeca Drucker trabajó con el cantante puertorriqueño en dos periodos: de 2014 a 2018 y de 2020 a 2022 porque la vida personal y profesional de Ricky estaba “en un caos absoluto”, de acuerdo con los documentos obtenidos por TMZ.

Parte de los documentos refiere también a un incidente que ocurrió supuestamente en septiembre de 2020, cuando, de acuerdo con Drucker, Ricky Martin fue amenazado con una acusación que pudo haber puesto fin a su carrera pero que gracias a ella él pudo salir ileso y continuar con su carrera.

La denuncia describe que el cantante manipuló y mintió regularmente a Drucker, lo que la llevó a renunciar en abril de este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: