Fabiola Navarro / El Tiempo

La propuesta del dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro “Alito” Moreno, para reglamentar que ciudadanos porten armas de grueso calibre en sus hogares, ha generado una serie de reacciones.

Hay quienes sí están de acuerdo con la propuesta y otras voces, sobre todo de activistas y defensores de derechos humanos, se han manifestado en contra.

“Definitivamente es una tontería proponer esa petición ante el Congreso de una ley que definitivamente elevaría aún más las agresiones en el seno familiar o en escuelas donde han dejado muestra de violencia cuando llegan estudiantes con armas de grueso calibre y no una pistolita y arremete contra gente inocente. Solamente en países supremacistas, xenofóbicos pueden hacer algo así”, dijo el médico y Ciudadano Cajemense Distinguido, Teodoro Bojórquez Durán.

“Ya hay una ley para poseerlas y considero que a cómo está la inseguridad y los tres niveles de gobierno no están cumpliendo para que haya paz y tranquilidad sería una medida extrema, pero considero que con los controles necesarios y que sólo se pase a gente capaz de portar armas, sí se pudiera dar, porque uno ya no está a gusto, no puedes salir, comer y convivir a gusto”, indicó por su parte, el priista y presidente en Sonora de la Fundación Madrazo, Reynaldo Castillo López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: