Brito jugó en el sistema de ligas menores de los Senadores de Washington entre 1955 y 1961 y llegó a Triple-A. Posteriormente, jugó en México entre 1961 y 1966.

Gracias a su trabajo como scout de la Liga Mexicana comenzó a relacionarse con los Dodgers y el entonces gerente general Al Campanis. Campanis contrató a Brito en 1978 y el primer jugador que firmó fue el lanzador de los Dodgers, Robert ‘Bobby’ Castillo. En 1969, Brito convenció a Campanis de que firmara a Valenzuela, quien rápidamente se convirtió en el pitcher mexicano más exitoso en la historia del beisbol.

“Me siento muy triste hoy”, dijo Valenzuela, cronista de los Dodgers. “Mike fue un gran hombre y una parte clave de mi éxito como jugador de beisbol dentro y fuera del terreno. Nadie quería más a la organización de los Dodgers que Mike y todos los vamos a extrañar mucho. Mis oraciones para su esposa, Rosario, y todos sus familiares y amigos”.

En total, Brito ayudó a firmar a más de 30 jugadores que terminaron llegando a las Mayores, incluyendo a Valenzuela, Castillo, los mexicanos Julio César Urías, Ismael Valdez, Juan Castro y Dennis Reyes, así como el cubano Yasiel Puig.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: