Inundaciones repentinas causadas por lluvias torrenciales han dejado al menos ocho muertos en el este de Kentucky y a algunos residentes atrapados en tejados y árboles, dijo este jueves el gobernador del estado del centro sur de Estados Unidos.

“Esta será la peor inundación en nuestra memoria reciente, devastadora y letal”, dijo Andy Beshear a la cadena WLEX.

“Vamos a terminar con un número de muertes de dos dígitos. Justo ahora, creo que podemos confirmar al menos ocho, pero el número está incrementando, al parecer, cada hora”.

Entre las víctimas hay una mujer de 81 años en el condado de Perry.

Beshear dijo que los miembros de atención de emergencia han rescatado por aire “a entre 20 y 30” personas.

Más temprano, el gobernador indicó que había personas paradas en los tejados y escalando árboles a la espera de ser rescatadas.

Muchas carreteras parecían ríos, los vehículos destrozados dominaban el paisaje y agua con lodo alcanzaba los techos de las casas más bajas en la región de los Apalaches.

Algunas áreas reportaron 20 centímetros de lluvia en un período de 24 horas.

El río North Fork Kentucky a la altura de Whitesburg, usualmente con una profundidad de uno o dos pies, roza los 20 pies actualmente, muy por encima de su récord anterior de 14,7.

El gobernador dijo que declaró el estado de emergencia en media docena de condados, y que desplegó cuatro helicópteros de la Guardia Nacional para ayudar en los esfuerzos de rescate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: