Un video que se viralizó en redes sociales sobre el albergue Amor, Agua y Más de Guaymas (ubicado en la calle 10 entre las avenidas 3 y 4), destapó una cloaca: la situación que viven miles de menores sonorenses huérfanos, abandonados o resguardados en instituciones privadas que no son vigiladas por las autoridades.

Tuvieron que salir a la luz a través de las plataformas digitales los maltratos y malas prácticas a las que niños y niñas son sometidos en dicho centro para que el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y la Subprocuraduría del Menor pusieran sus ojos sobre el albergue, al que suelen entregarle niños para su cuidado.

Menores durmiendo sobre pisos sucios y en rincones oscuros, con trapos como almohadas y sin aire acondicionado, fue lo que grabó un policía que acudió en auxilio al lugar por un intento de fuga por parte de una menor el fin de semana pasado. De acuerdo a los directivos del establecimiento esto ocurrió porque fueron “castigadas” por una de las personas responsables de cuidarlas por, presuntamente, iniciar una pelea.

“Nos tiene bien consternado el video, no podemos negar lo que ya se vio, siendo evidente. Es algo que a las personas que estaban en el turno, se les salió de las manos, fue una situación de crisis, fue un instante, entendemos y sabemos que no debió pasar eso”, dijo Hoyenka Camargo García, abogada de Amor, Agua y Más.

Sobre el hecho, Camargo García explicó que “En la habitación de las niñas existen seis, en veces tenemos que cuidar de unas o las otras, no son niñas fáciles o regulares (las) que habitan en nuestras casas. Se presentó la situación que se subieron a un closet, y se podía presentar la situación que se fracturaran, entonces entre ellas se empiezan a reclamar las unas a las otras, y (entonces) las cuidadoras optaron a sacar a tres niñas a los pasillos como medida de división. Las niñas que presentaron este problema son de 10 a 12 años”.

Camargo añadió que, si bien el albergue se responsabiliza de menores en situación vulnerable, en la mayoría de los casos por petición de las autoridades municipales y estatales, estas no aportan recursos monetarios y se limitan a ofrecer capacitaciones y orientaciones, pese a que los niños son su responsabilidad legal.

Una vecina del recinto, dijo que “es una vil mentira (los argumentos de la abogada y las autoridades) eso pasa todos los días, pregunten a los vecinos que están alrededor. No hay excusas no tenían por qué acostar a las niñas en el piso y eso es todos los días”.

La fiscalía de Sonora lanzo un comunicado en Twitter con el que darán seguimiento a la investigación.

“La Fiscalía De Sonora inició, de oficio, investigación sobre una circunstancia que involucra la atención a niñas de un Albergue en Guaymas, Sonora, que se captó en video y se viralizó en Redes Sociales.”

“Se hacen entrevistas con apoyo de personal del Centro de Atención a Víctimas del Delito #CAVID, de esta Fiscalía, para garantizar la protección a las niñas. Se investiga para esclarecer el caso y privilegiar el bienestar y sano desarrollo de las niñas y niños en Sonora.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: