Una investigación policial concluyó que una madre de San Diego se quitó la vida intencionalmente y acabó con la de su hijo de 2 años cuando cayeron de una explanada de seis pisos en el estadio Petco Park antes de un partido de los Padres, dijo un teniente de homicidios.

Un abogado de la familia de la mujer dijo que la policía no ha dado ninguna explicación de lo que llevó a los investigadores a la conclusión de un homicidio-suicidio.

El abogado dijo que cree que el Departamento de Policía de San Diego está tratando de proteger a la ciudad (que es propietaria de Petco Park) de la responsabilidad en las muertes de la madre y su hijo.

Raquel Wilkins, de 40 años, y Denzel Browning-Wilkins murieron momentos antes del comienzo del penúltimo partido de los Padres en casa de la temporada, cuando cayeron del tercer nivel del estadio en el momento en que miles de aficionados se dirigían al interior, dijo la teniente de homicidios de la policía de San Diego, Andra Brown, en un comunicado.

La policía calificó las muertes de “sospechosas” e inició una investigación por homicidio.

“La muerte de Raquel Wilkins ha sido clasificada como suicidio y la de Denzel Browning-Wilkins como homicidio”, dijo Brown en un comunicado de prensa el miércoles. Dijo que la policía de San Diego no haría más comentarios sobre el caso.

Brown dijo que los detectives llegaron a la conclusión de homicidio-suicidio después de que “los detectives llevaron a cabo una investigación minuciosa y exhaustiva que incluyó docenas de entrevistas, la revisión de las imágenes de video disponibles y la recopilación de información de fondo para determinar lo que llevó a las muertes.”

El abogado Dan Gilleon representa al padre, la madre y las hermanas de Wilkins, y dijo el miércoles que la policía “se ha negado a proporcionarnos un ápice de información” y “se ha negado rotundamente a explicar” cómo concluyó que Wilkins se suicidó y mató a su hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: