Son momentos complicados para la industria de la interpretación ya que acaban de perder a una de sus estrellas, Anne Heche. La actriz ha fallecido a los 53 años al no poder superar las secuelas del impactante accidente de tráfico que sufrió hace justo una semana, el viernes 5 de agosto, cuando circulaba por Los Ángeles en su propio vehículo.

Desde entonces, la ganadora de un premio Emmy ha estado en coma en el hospital West Hills, donde ha intentado sobreponerse a un grave derrame cerebral y otras importantes lesiones que finalmente ha acabado con su vida. Sus propios familiares habían explicado pocas horas antes de su muerte mediante un comunicado que, tras hablar con los médicos, no tenían esperanza en que la situación se pudiera revertir y saliese adelante.

La artista, originaria de Ohio, se salió de la carretera mientras iba al volante de un Mini Cooper azul a gran velocidad por el barrio Mar Vista, perteneciente a Los Ángeles. Varias cámaras de seguridad la grabaron conduciendo de forma temeraria por la zona residencial. Su vehículo chocó contra una vivienda en la que provocó importantes daños estructurales.

Además, el impacto originó un incendio que hizo que Anne se quedara atrapada dentro del coche. El equipo de bomberos, compuesto por 59 trabajadores, tardó más de una hora en acceder, confinar y apagar por completo las llamas. Una vez rescatada de los escombros fue trasladada al hospital más cercano en estado crítico, con múltiples contusiones y graves quemaduras que obligaron a intervenirla quirúrgicamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: