DESPUÉS de dos días de aparente tregua, la madrugada y mediodía de ayer, arremetió de nueva cuenta la delincuencia, al cometer otros dos crímenes; uno en la colonia Nueva Galicia y el otro en la Libertad. El primero ocurrió alrededor de las 2:00 de la mañana, cuando vecinos de las calles Misioneros y Nueva España, reportaron ráfagas con fusiles de alto poder contra un domicilio, en el que aparentemente no había víctimas, solo daños materiales en la fachada. Autoridades policíacas acudieron al lugar, al parecer con toda la pereza del mundo, dicho coloquialmente, debido a que no se tomaron el tiempo de revisar cuidadosamente el lugar. Horas más tarde, alrededor de las 7:00 de la mañana, retornaron a ese mismo sitio y volvieron a decir que no había víctimas. Fue hasta a las doce del mediodía cuando quedó al descubierto el cadáver de un hombre no identificado de aproximadamente 35 años. Fue localizado en la entrada a la vivienda marcada con el número 7931 de la calle Misioneros y por tercera ocasión hicieron su aparición elementos de la Policía Municipal y personal militar, pero, ya esta ocasión con la “cola entre las patas”, dijera mi abuelita, debido a que la balacera registrada en la madrugada si cobró una vida, pese a que ellos insistían en que únicamente había sido rafagueado el inmueble que, al parecer era utilizado como “tiradero” de drogas, esto, a decir de las familias radicadas en ese sector del sur de Ciudad Obregón. Resulta importante que el comandante de ese cuadrante que es el tres, Miguel Roberto Beltrán Cuamea, de un jalón de orejas a sus subalternos para que dejen las holgazanerías a un lado y cumplan su trabajo con más ahínco y dedicación. A la gran mayoría de los agentes les acaban de entregar un estímulo económico de varios miles de pesos, además de que a partir de enero próximo le llegará significativo incremento salarial, por lo que no existe pretexto, ni excusa, que son mal pagados. No hay que olvidar que el mismo jefe de la comuna, Carlos Javier Lamarque Cano, los exhortó a que atiendan su tarea con el mejor empeño y diligencia posible, ya que la ciudadanía demanda una mayor seguridad pública, pero no, así como lo hicieron los uniformados que acudieron a los dos primeros llamados a la colonia Nueva Galicia y dijeron que no había nada. ¡No la chiflen, señores, que es cantada! Se requiere de una mayor responsabilidad para comenzar a construir la credibilidad de la institución que anda por suelos… LUEGO DEL hallazgo del primero de los ejecutados de este martes, minutos más tarde, en la colonia Libertad, se cometió otro asesinato en la persona de un joven igualmente no identificado. Su abatido cadáver quedó también en el interior de la vivienda que habitaba, luego de que uno de dos individuos que abordaban una motocicleta le disparó al pecho, ocasionándole una muerte instantánea. Los asesinos emplearon una pistola, calibre 9 milímetros, para su mortal encomienda, según los indicios balísticos que se localizaron en la banqueta del domicilio. Al llamado acudió tropa de la Guardia Nacional y elementos castrenses, así como de las distintas corporaciones. De esta forma, en un abrir y cerrar de ojos, la cifra de homicidios se incrementó a dieciocho en agosto, tras dos días de aparente tranquilidad, ya que ni domingo, ni lunes hubo asesinatos, aunque el mediodía del lunes se registró un ataque armado en la misma colonia Libertad contra un tipo que vive para contarlo, debido a que solo resultó herido en brazo izquierdo. Consumado ese ataque transcurrió en santa paz la tarde del lunes, pero como ya lo hemos referido aquí, resulta muy complicado que transcurran tres o más días sin que no se suscite un episodio de alto impacto. Hay que reconocer que al menos en comparación a otros meses, la situación pareciera tener un mejor rostro en cuanto a episodios fatídicos se refiere. Muestra de ello es el registro de seis muertes violentas la semana pasada, cuando en otras épocas llegaban a cometerse hasta veinticinco crímenes en siete días. Hoy pareciera que el panorama no es tan nebuloso, pero, aun así, las fuerzas armadas no deben bajar la guardia porque el riesgo está latente y prueba de ello han sido las jornadas de hasta cinco asesinatos en cuestión de horas… DESDE la semana anterior, ya se escuchan acres comentarios contra autofinancieras “fantasmas” que como “golondrinas” errantes llegaron a instalarse a esta ciudad evidentemente con la perversa intención de embolsarse fuertes sumas de dinero a costillas de incautos que, han comenzado a caer y son tan desvergonzados los estafadores que se ufanan de no tener miedo a los medios de comunicación y mucho menos a las redes sociales, de ahí que es importante que la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) haga más que un posicionamiento, un pronunciamiento para evitar que se genere una escalada de ciudadanos timados por estos vivales que son “chilangos” y se creen muy astutos para embaucar a ciudadanos que están desesperados por adquirir un vehículo mediante el sistema de autofinanciamiento, cuando en realidad se trata de gente tranza que viene a “levantar” dinero fácil, así que no se deje engañar y acuda de inmediato a las autoridades investigadoras. Creemos que de entrada podrían ser atendidos por el comandante local de la AMIC, Ramsés Arce Fierro, cuya experiencia en esos menesteres le permite darle un cauce legal a alguna de las estafas, pero sobre todo actuar antes de que empiecen a aparecer afectados. Así que, más vale un grito a tiempo que cien después, así no que arriesgue sus ahorros que con tantos sacrificios ha logrado reunir. Primero asesórese en la FGJE o con un buen abogado… AL MENOS ES BUENA la intención de la secretaria de Seguridad Pública, en Cajeme, al promover una cultura vial que, en gran medida, debe enfocarse a motociclistas, tanto, jóvenes como menores de edad, debido a que continúan violentando el reglamento de Tránsito Municipal, al no utilizar cascos de seguridad, pero sobre todo a que se desplazan a exorbitantes velocidades con las que no solo ponen en peligro su vida sino la de los peatones y automovilistas. Lo mismo suceden con los repartidores de comida que llegan a movilizarse a mucho más de cien kilómetros por hora en cualquier sector de la población. Aquí es importante que al momento de proceder con sanciones no solo lo hagan contra los infractores, sino por igual con los negocios, porque es demasiado el desafío que hacen a su destino los tripulantes de las livianas unidades. Son varias las vidas que se han perdido por esa causa y nada parece hacerlos reflexionar. Con todo respeto, pero con estas personas resultan estéril tratar de buscar soluciones a través de la proximidad social. Se requiere de enérgicas sanciones administrativas porque de otra manera resulta inverosímil que vayan a cambiar de actitud y esto lo saben los titulares de vialidad urbana, Manuel de Jesús Gutiérrez Arredondo y Eleazar León Valenzuela, a quienes excepcionalmente se les ve en constante recorridos de vigilancia y eso habla bien del cumplimiento de su compromiso… FINALMENTE, el saludo con el buen amigo, José Luis Sígala Servín, con quien coincidí el pasado fin de semana en céntrico sector de Cajeme. Indudablemente que el actual Director General de la Unidad Especializada en Procuración de Justicia para Adolescentes de la FGJE, es un apasionado de su trabajo, debido a que no tiene un momento de tranquilidad. Tenía más de 15 años de no estrechar su diestra, de los 25 que tiene laborando en la fiscalía estatal. Lo conocí en sus años mozos, cuando apenas era agente de la desaparecida Policía Judicial del Estado (PJE). Evocamos sus inicios como policía judicial, cuando le tocó trabajar al lado de otro hombre que, aunque incomode a más de cuatro, fue un icono tanto en la extinta PJE como en la Policía Municipal. Se trata de don Jesús Estrada Medina (QEPD), un servidor público íntegro y de sobrada solvencia moral y honestidad, como también lo es el buen amigo, Sígala Servín, por eso es reconocido, además de ser un funcionario muy preparado y con enormes conocimientos en materia de impartición de justicia. Indudablemente que estos los funcionarios que necesitamos aquí, pero, algún día lo tendremos… Luego seguimos, Dios mediante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: