Martín Alberto Mendoza / mo

Un hombre de aproximadamente 38 años de edad, fue privado de la vida con ráfagas de fusiles AK 47 en la Central de Abastos.

Personal de Marina y Policías Municipales, detuvieron a dos presuntos sicarios en poder de tres armas largas y una pistola.

El nuevo homicidio se produjo poco antes de las 12:20 horas de este viernes, en calle Raygoza entre Primera y Jamaica.

La ejecución fue cometida por fuera de lo que antes era un restaurante, cuyo inmueble se encuentra en abandono.

Testigos oculares señalaron que el hombre fue ultimado por cuatro sujetos que portaban armas largas de las llamadas “cuerno de chivo”.

Luego de consumar el crimen huyeron a toda carrera hacia el poniente internándose en un predio enmontado que colinda con la barda perimetral de las colonias Miravalle y San Anselmo.

El hecho generó la movilización de elementos policiacos y militares, así como personal de la

Secretaría de la Marina y Guardia Nacional.

También acudieron paramédicos de Cruz Roja y al revisar el abatido cuerpo señalaron que no contaba con signos vitales.

Presentó al menos seis impactos de bala en pecho y abdomen.

Era de tez morena, complexión delgada, pelo corto, barba crecida, 1.70 de estatura. Vestía camiseta azul cielo, pantalón azul de la mezclilla. Calzaba botas de color negro y traía cinto negro.

Trascendió que al parecer vivía en el Tobarito, perteneciente a la Comisaría de la colonia Marte R. Gómez.

CAEN DOS CON ARMAMENTO

Al surgir las primeras versiones de testigos, se conoció que los presuntos asesinos huyeron por un predio enmontado hacia la barda perimetral que colinda con las colonias Miravalle y San Anselmo.

Debido a esto, se montó un operativo de búsqueda y localización sobre la calle Valle Colorado desde la 300 hasta la Lázaro Mercado.

Elementos de Policía Preventiva y Tránsito Municipal, subieron a techos y bardas para tratar de ubicarlos.

Al intervenir agentes del Grupo de Investigaciones de la Policía Municipal, a la altura de la Valle de Oroz y Valle Colorado, ubicaron y capturaron a dos sujetos.

Y con apoyo de infantes de la Marina les aseguraron tres fusiles calibre 7.62x.39 milímetros, así como una pistola calibre 9 milímetros.

Se presume que por entre el terreno enmontado huyeron los otros dos individuos que formaban parte del grupo criminal que perpetró esta ejecución.

Los detenidos y armamento fueron trasladados de inmediato a las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia del Estado.

REVELAN SUS IDENTIDADES

Los presuntos sicarios, fueron turnados de inmediato al Ministerio Público especializado en homicidios dolosos.

Se trata de Manuel de Jesús G. A. y Esteban Natividad R. F., de 33 y 22 años. Los dos tienen su domicilio en la vecina población de Navojoa.

Ambos se encontraban sujetos a investigación en relación a este y otros crímenes ocurridos en los últimos días.

Igualmente, las armas de fuego aseguradas estaban siendo sometidas a pruebas de balística para determinar en cuántos ataques armados fueron utilizadas.

Será en las próximas horas, cuando se defina su situación jurídica, pero se prevé que se les consignará a un Juez de Control.

También se le dará vista a las autoridades de la Fiscalía General de la República (FGR) por lo que hace a las armas de uso exclusivo del Ejército Mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: