Martín Mendoza / MO 

A más de dieciséis horas de haber sido privado ilegalmente de la libertad en una vivienda de la colonia Nueva Galicia, un trabajador de la Central de Abastos fue hallado torturado y asesinado en el Valle del Yaqui.

Se trata de Luis Julio V. V., de 29 años y con domicilio en calles Emperadores y Nueva España.

Cómo oportunamente se informó, el “levantón” ocurrió alrededor de las 22:00 horas, cuando sujetos armados allanaron el domicilio del hoy occiso a quien apodaban “El Chapo” y se desempeñaba como verdulero.

Lo sacaron a la fuerza de la vivienda y lo subieron a un vehículo tipo vagoneta, color oscuro, llevándoselo con rumbo indeterminado.

Sus familiares dieron aviso a las autoridades policiacas, pero éstas nada pudieron hacer la noche del martes.

Fue hasta el miércoles, cuando se localizó un cadáver “embolsado” en un canal de riego, ubicado en calles Fresno y 600.

Estaba embolsado y atado con cinta canela. Tenía las manos hacia la espalda.

Presentó huellas tortura en dedos de sus manos y según el dictamen postmorten murió de asfixia por estrangulamiento.

Fue reconocido por su madre y otras personas, la noche del mismo miércoles en que se hizo su hallazgo.

Era originario del ejido Gustavo Díaz Ordaz, ubicado frente al Francisco Villa, pertenecientes ambos a la Comisaría de la colonia Martes R. Gómez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: