El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que no se realizará la prueba para detectar COVID-19 luego de que esta mañana se presentó con molestias en la garganta durante la conferencia matutina de este jueves.

El mandatario mexicano atribuyó sus molestares a un “mal aire”, aunque espera que mejoren en el transcurso del día.

“Fue un mal aire. Sí estoy ronco, detalló al responder la primera pregunta sobre su estado de Salud.

“No, no (se realizará la prueba de COVID-19) espero que ya el día de hoy mejore, amanecí así”, puntualizó a un segundo cuestionamiento.

Cortante en las respuestas que dio a los reporteros, López Obrador dejó en claro que pese a dicha situación, no realizará cambios en su agenda para la presente semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: