Fabiola Navarro / MO

Sin que hasta el momento el acceso al edificio de la antigua escuela primaria “Adalberto L. Salcido”, de la colonia Hidalgo, haya sido cerrado por las autoridades, personas en situación de calle siguen utilizando las instalaciones como “yongo”, desmantelando las instalaciones eléctricas y tuberías de agua.

Al robar las tuberías, han ocasionado una gran fuga de agua potable que abarca gran parte de la calle Campeche entre 6 de abril y 200; además, hay otra fuga que proviene del drenaje de la antigua escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: