El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que pedir renuncias por la tragedia en la mina de El Pinabete de Sabinas, Coahuila, es politiquería y aseguró que el Gobierno no se dará por vencido para rescatar a los 10 trabajadores atrapado.

Lo anterior, al ser cuestionado sobre la petición de familiares para que renuncie Laura Velázquez, coordinadora nacional de Protección Civil.

En conferencia desde Palacio Nacional, el tabasqueño dijo que su Gobierno no se dará por vencido para rescatar a los 10 trabajadores atrapados desde hace 23 días.

“Se va a seguir hablando con ellos, se está haciendo esa labor hoy también los técnicos van a explorar si se puede acortar el tiempo con más extracción de agua”.

“Y la instrucción es que no nos demos por vencidos, no va a suceder lo de Pasta de Conchos que se decretó que no había ya ninguna posibilidad de recuperar a los mineros, nosotros no íbamos a estar. Ahora lo más importante es el rescate, desde luego que hay una indemnización, pero eso no es el tema”, dijo.

Ayer, las autoridades plantearon un nuevo plan de rescate que podría llevar hasta 11 meses, informaron familiares de las víctimas.

La opción para el rescate, precisaron, sería abrir un «tajo», es decir, una mina a cielo abierto hasta llegar al nivel de las galerías inundadas, a unos 60 metros de profundidad, trabajo que demorará de seis a 11 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: