Un comando privó de la libertad y posteriormente asesinó a Rosario Lilian Rodríguez Barraza, madre rastreadora de Elota, horas después de un encuentro que colectivos dedicados a la búsqueda de personas desaparecidas sostuvieron con el gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha Moya.

La activista fue ‘levantada’ en su domicilio en la colonia Palos Blancos de la Cruz de Elota, donde estaba con su hijo menor de edad. Horas más tarde, su cuerpo fue encontrado a un costado de las vías del tren del municipio.

El asesinato de Rosario Lilian ocurrió anoche, en el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas.

El gobernador Rubén Rocha Moya confirmó el crimen mediante sus redes sociales, donde, además de lamentar el caso, exigió una investigación contundente.

“Lamento profundamente el asesinato de Rosario Rodríguez Barraza, luchadora incansable como muchas otras mujeres sinaloenses que buscan a sus seres queridos. En la mesa de seguridad, tomamos medidas para que se lleve a cabo una investigación a fondo para dar con los culpables de tan artero crimen”, escribió.

Rosa Lilian buscaba a su hijo Fernando Abixahy Ramírez Rodríguez, quien desapareció el 16 de octubre de 2019 en la Cruz de Elota en Sinaloa, de acuerdo con el colectivo Corazones sin Justicia.

La activista buscaba a su hijo de día y de noche, con el único conocimiento de que hombres armados se lo llevaron en un carro blanco. “Puse una denuncia ante la fiscalía (…) traje videos, testigos y no me han resuelto nada”.

“Quien se llevó a mi hijo está detenido en San Luis Río Colorado y fiscalía me dice que no se puede hacer nada porque son diferentes estados. Yo espero una respuesta, yo busco a mi hijo, no culpables”, dijo la mujer en un video que se difundió en redes sociales por la cuenta @Encontrarles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: