Francisco Romero / MO

Finalizó el mes de agosto y lo hizo con un total de 39 homicidios, de los cuales seis cuerpos fueron abandonados ‘embolsados’ en diferentes puntos del Valle del Yaqui, entre ellos dos descuartizados.

Esto significa que, con relación al mes previo (julio), hubo una disminución del 11.3% en cuanto a homicidios.

Asimismo, respecto al mismo mes del año pasado se registró un marcado descenso del 35%.

En promedio, durante el octavo mes, cada 19 horas se cometió un asesinato en el municipio de Cajeme.

Durante este periodo la mayoría de los crímenes se cometieron con proyectiles de arma fuego, solo uno fue asesinado con arma blanca y por lo menos dos más estrangulados.

Del total de víctimas, 37 fueron del sexo masculino y dos del sexo femenino.

Contrario a otros meses, durante agosto no se registró la muerte de ningún menor de edad víctima de algún ataque armado.

Luego de asumir la titularidad de Seguridad Pública Municipal, se han contabilizado 372 muertes dentro de la gestión del capitán de Navío Claudio Cruz Hernández al frente de la Policía Preventiva y Tránsito Municipal.

SECTORES MÁS VIOLENTOS

Si bien los homicidios se registraron en 28 diferentes puntos de la geografía cajemense, fue la colonia Libertad el sector que reflejó un marcado repunte en el índice criminal, donde se cometieron cuatro crímenes, siendo el asentamiento que acumuló más delitos de alto impacto dentro del casco urbano.

Le sigue la colonia Ladrillera, con tres muertes, mientras que la Sochiloa acumuló dos casos.

Con un crimen cada uno se encuentran las colonias Maximiliano R. López, Cajeme, México, Villas del Trigo, Villa Bonita, Real del Norte, Beltrones, Morelos, Primero de Mayo, Presidentes, Nueva Galicia, Chapultepec, Nueva Palmira, Aves del Castillo, Villas del Náinari, Fuentes del Bosque, Bellavista y la Central de Abastos.

En el sector rural, la Comisaría de Cócorit concentró el mayor número de muertes, con dos casos.

Asimismo, en diferentes puntos del Valle del Yaqui se localizaron seis cadáveres, cinco de ellos ‘embolsados’.

‘EMBOLSADOS’

Durante el mes que acaba de culminar se presentó un marcado incremento en casos de personas asesinadas y abandonadas ‘embolsadas’ en diferentes sectores del municipio.

El primero de los casos se dio el miércoles 3, cerca de las 15:30 horas entre unos terrenos de cultivo al sur de la calle 300 entre Meridiano y 1, al sur del Ejido Tepeyac (Campo 2).

De inmediato al sitio acudieron elementos policiacos, quienes al arribar corroboraron el reporte.

Trascendió que se trataba de los restos de dos personas desconocidas, que estaban descuartizadas.

Posteriormente, en diferentes hechos, en un canal secundario paralelo a la calle 600, el oriente de la Fresno, fueron localizados los restos de dos hombres.

Una de las víctimas fue identificada como César Alberto B. H., de 18 años, quien contaba con domicilio en la colonia Villas del Trigo.

Se conoció que, de acuerdo con la necropsia dejó de existir a consecuencia de asfixia por ahorcamiento.

El segundo cuerpo abandonado en el mismo sitio fue identificado como Luis Julio V. V., de 29 años, con domicilio en calles Emperadores y Nueva España.

Dicho sujeto había sido ‘levantado’ en la colonia Nueva Galicia, donde lo sacaron por la fuerza de su vivienda y lo subieron a un vehículo llevándoselo con rumbo indeterminado.

No fue sino hasta un día después que fue localizado sin vida en calles Fresno y 600, maniatado y envuelto en plástico de color negro.

Según el dictamen post mórtem también murió de asfixia por estrangulamiento.

También, en calles Tácale y Yaqui fue abandonada una bolsa de plástico, en cuyo interior encontraron los restos de quien respondía en vida al nombre de Geovanni Guadalupe P. C., de 27 años y tenía su domicilio en la colonia Nueva Palmira.

Como se dio a conocer previamente, fue cerca de las 15:00 horas del 20 de agosto cuando fue encontrado y junto a los restos sus victimarios dejaron una cartulina blanca con un mensaje escrito con letras negras, relacionado presuntamente con actividades de narcomenudeo.

Finalmente, el jueves 25 en el interior del Canal Bajo fue localizado un cuerpo sin vida que a la postre se determinó que se trataba de Alberto Enrique N. L., de 35 años, vecino de la Machi López.

El macabro hallazgo se dio poco después de las 17:00 horas por la orilla del Canal Bajo, aproximadamente a unos 100 metros al sur de la calle 600.

Al arribar los uniformados encontraron dentro de las aguas los restos de una persona del sexo masculino, de complexión regular, envueltos en plástico de color negro y amarrado con cinta canela y a simple vista se le apreciaba que estaba maniatado.

ASESINAN A DOS MUJERES

Igualmente, en el mismo periodo dos mujeres fueron asesinadas en diferentes casos.

El primero de ellos fue el 1 de agosto, en la colonia Cajeme.

Quien se convirtió en la primera víctima mortal del mes fue identificada con el nombre de Marisol, de aproximadamente 45 años.

La agresión ocurrió alrededor de las 14:00 horas por la calle Adolfo de la Huerta entre Emiliano Zapata y bulevar Abelardo L. Rodríguez.

Se dijo que fue atacada por la espalda por un sujeto que le disparó en al menos una ocasión a la cabeza, de esta forma se desplomó sobre la vía pública, convirtiéndose en la primera víctima del mes de agosto.

El segundo caso ocurrió en calles Gaviotas entre Codorniz y Golondrinas, en la colonia Aves del Castillo.

Ahí fue ultimada Vianey R. V., de 31 años, quien quedó tendida sin vida por fuera de su domicilio, esto luego de que sujetos no identificados abrieran fuego contra ella logrando herirla en la cabeza y lado derecho del rostro.

Al revisarla paramédicos de Cruz Roja advirtieron que ya no contaba con signos vitales.

Mientras que en las proximidades del cadáver se localizaron cuatro casquillos percutidos calibre 9 milímetros.

‘ENCAJUELADO’

Uno de los casos que causó enorme sorpresa entre la ciudadanía fue el hallazgo sin vida de un conductor de plataforma en la cajuela de su propia unidad.

El occiso fue identificado con el nombre de José Luis R. S., tenía 38 años y contaba con residencia en la colonia Villas del Campestre.

El macabro hallazgo se registró el pasado jueves 4 de agosto sobre la calle Norte y bulevar Manuel López Rivera, cerca de las 20:00 horas.

Los restos estaban envueltos en una cobija de color naranja, en la cajuela de un compacto de la marca Chevrolet, línea Spark, color blanco, con placas del estado de Sonora.

La víctima era un conductor de plataforma Uber que era buscado por sus familiares desde la mañana, ya que desde cerca de las 10:00 horas habían perdido contacto con él, por lo que salieron en su búsqueda.

Alrededor de diez horas después localizaron el automóvil debidamente estacionado sobre la acera sur de la calle Norte y al revisarlo descubrieron el cadáver en la parte posterior.

CAEN PRESUNTOS SICARIOS

Poco después del mediodía del jueves 18 de agosto dos sujetos fueron asegurados luego de que presuntamente dieran muerte a un hombre en la Central de Abastos.

La agresión ocurrió poco después de las 12:00 horas en calles Raygoza y Primera, a donde se movilizaron autoridades de los diferentes niveles.

Luego de entrevistarse con testigos de la agresión, manifestaron que los responsables eran al menos cuatro individuos que huyeron hacia la colonia San Anselmo.

De esta manera se instrumentó un operativo hacia el sector y cerca de la calle Valle Colorado y Valle de Oroz fueron ubicados dos individuos.

Los presuntos homicidas son Manuel de Jesús G. A., alias ‘El Flaco’ de 33 años, así como Esteban Alexander R. D., alias ‘El Moreno’, de 20 años.

Ambos sujetos contaban con domicilio en la colonia Misión San Rafael.

Tras su detención se les aseguraron dos armas de fuego tipo fusiles AK-47, una subametralladora, 108 cartuchos calibre 7.62×39 milímetros, 30 cartuchos más calibre nueve, cuatro cargadores para ‘cuerno de chivo’ y otro más calibre nueve milímetros.

Además, les encontraron 19 envoltorios con marihuana y 62 más de ‘crystal’.

ÚLTIMO DEL MES

Finalmente, sobre la vía pública quedó tendido el cuerpo sin vida de un joven que la tarde de este miércoles 31 fue atacado a balazos en la Comisaría de Cócorit.

La víctima fue identificada como Jesús Tadeo P. V., de 18 años.

La mortal agresión ocurrió cerca de las 16:30 horas en calles Anáhuac y Escobedo, en el barrio conocido como ‘El Zapatito’.

En atención al llamado, al lugar acudieron paramédicos de Cruz Roja para auxiliar a la víctima, sin embargo, determinaron que ya no contaba con signos vitales.

Con este caso incrementó a 39 el número de asesinatos apenas a unas horas de que finalizara el mes de agosto.

Mientras autoridades se documentaban sobre el nuevo crimen, en el Centro de Ciudad Obregón se reportaron numerosas detonaciones.

El llamado fue en las calles Tabasco y Zaragoza, alrededor de las 15:10 horas.

Sin embargo, al inspeccionar la zona no se localizaron víctimas o daños producto de algún ataque armado, por lo que se presume que se haya tratado de algún distractor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: