Martín Mendoza / MO

Recluido en uno de los separos de la Jefatura de Policía quedó un conductor ebrio, tras protagonizar una persecución y agredir a golpes a una pareja de agentes de Tránsito Municipal.

Se trata de Alberto Salvador S. N., de 32 años y con domicilio en calle 12 de noviembre, en la colonia Nueva Esperanza.

Conducía en tercer grado de embriaguez un vehículo sedán, marca Nissan, línea Máxima, color gris.

El ahora imputado fue detectado a eso de la 1:40 de la mañana, en calles Jalisco y Náinari, cuando se desplazaba a excesiva velocidad.

A causa de ello, elementos de vialidad urbana le marcaron el alto con los dispositivos de seguridad, pero hizo caso omiso e imprimió mayor velocidad al vehículo.

Fue hasta la calle Jalisco entre 6 de abril y 200, dónde detuvo la marcha al ser copado por varios uniformados.

Molesto por ello, el tipo retó a golpes a los uniformados y los agredió físicamente por lo que se generó un forcejeo y de esa forma fue controlado y esposado.

Finalmente fue trasladado a las instalaciones de la Jefatura de Policía donde tras ser certificado por el médico de guardia quedó confinado en una celda a disposición del Ministerio Público.

Los agentes aprehensores elaboraron un Informe Policial Homologado para conocimiento del representante social de la fiscalía estatal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: