Un grupo de abogados tomaron de manera pacífica las instalaciones de los juzgados primero, segundo y tercero de lo familiar, para externar su inconformidad respecto al proceder de la juez de primera instancia, tras considerar que no cuenta con la experiencia para el desempeño de su cargo.

De acuerdo al licenciado Roberto Ariel Campoy Chairez, la funcionaría del Poder Judicial no ha seguido la carrera o trayectoria con la que se debe de contar para ocupar un cargo de tal envergadura.

Afirmó que dicha situación, le impide a la funcionaría tomar las decisiones correctas en los juicios que le toca resolver, situación que no solo afecta el trabajo de los litigantes, sino de los ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: