Miguel Ángel Félix Gallardo, el Jefe de jefes y ex líder del Cártel de Guadalajara, saldrá del penal de Puente Grande, Jalisco, debido a que un juez le concedió la prisión domiciliaria.

Ante su avanzada edad y su estado de salud, el juez determinó cambiarle la medida cautelar a Félix Gallardo, quien se encuentra preso desde abril de 1989 por su participación en el secuestro y asesinato Enrique Kiki Camarena, agente de la DEA, y del piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar.

En agosto de 2021, Félix Gallardo dio su primera entrevista en prisión en la que apareció en silla de ruedas, ciego de un ojo y con sordera. El llamado Jefe de jefes confesó a que su salud “era pésima” y que no tenía pronóstico de vida.

“Me quitaron ocho hernias, me privaron de la vista, me privaron de los oídos y como ve, no puedo caminar”, dijo a la reportera.

Félix Gallardo, quien lleva preso más de 30 años, ya había solicitado anteriormente la prisión domiciliaria ante el deterioro en su salud, sin embargo, hasta ahora, la petición le había sido negada.

En febrero de 2019 un tribunal federal le negó el amparo para cumplir en su casa el resto de su sentencia de 37 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: