Johny Lauder, originario de Naples, Florida, quién nadó poco más de un kilómetro para rescatar a su madre, una mujer mayor que se encontraba en una silla de ruedas y que se quedó atrapada en su casa, tras el paso del huracán ‘Ian’.

Este huracán ha sido uno de los más poderosos que han azotado Estados Unidos en varias décadas, pues hasta el momento reportan 99 muertos e incontables daños materiales. 

Pero esto no fue impedimento para que Jhony nadará entre aguas turbias con cocodrilos y escombros de casas u objetos que pudieran causar una herida, alrededor de 240 kilómetros por hora hasta la casa de su madre Karen, una mujer de 84 años, quien no quiso evacuar su hogar porque pensó que la situación fuera tan desfavorable, por lo que se negó a ir a un refugio temporal con su familia. 

Fue hasta que horas más tarde se comunicó con Lauder para pedirle ayuda, pues el agua estaba inundando su casa y ya le llegaba al pecho.

Jhony Lauder relató a un medio local que es expolicía de Chicago, y antes de iniciar su travesía se equipó con un teléfono impermeable para estar comunicado con sus familiares. En su trayecto se encontró una embarcación sacó un salvavidas y un cochón inflable que lo ayudó para llegar hasta el lugar nadando contra corriente. 

Al llegar a la casa, Jhony encontró a su madre con el agua casi hasta la barbilla y presentaba signos de hipotermia, por lo que la colocó en una mesa y la envolvió en una cobija, esperaron que el agua retrocediera, para poder trasladarla a un lugar seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: