A dieciséis llegó la cifra de ejecutados en el mes de octubre, al morir la madrugada de este jueves, el joven que sufrió graves quemaduras al ser incendiada la casa que habitaba la noche del martes, en Valle Dorado.

El deceso de Mario César P. C., de 25 años, sobrevino a eso de las 3:35 de la mañana, en el Hospital General.

Había ingresado poco antes de las 21:00 horas del martes, luego de que fue hallado tendido por la calle Valle Pascola entre Yoreme y Muni, en la colonia Valle Dorado.

El siniestro ocurrió en una vivienda situada en Valle Eucalipto entre Muni y Yoreme.

Se dijo que el domicilio era conocido como “yongo”, inmuebles que son utilizados como guarida de viciosos.

Al momento de ser sofocado por personal del Departamento de Bomberos, se localizaron indicios que la vivienda fue quemada intencionalmente.

Aunque no se hallaron recipientes con residuos de combustible, pero si se detectó fuerte aroma a gasolina lo indica que presuntos criminales esparcieron combustible por toda la vivienda y le prendieron fuego.

Esto, mientras que el hoy occiso se hallaba en el interior en una de las habitaciones y al momento de salir la casa estaba envuelta en llamas.

Debido a ello sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en el noventa por ciento de su área corporal.

Salió corriendo por la parte atrás y al no soportar el dolor de las quemaduras se tendió en el pavimento de la Valle del Pascola.

Ahí fue auxiliado por paramédicos de Cruz Roja y llevado al área de urgencias del Hospital General, dónde 31 horas más tarde dejó de existir, al no superar las lesiones que sufrió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: