Un policía local de Jalisco es intermediario en la venta de armas al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Reportes hackeados por Guacamaya revelan que el uniformado, identificado por inteligencia de la Marina, que le sigue la pista, opera en la zona metropolitana de Guadalajara. Junto con una mujer que es su pareja sentimental, surte a grupos criminales de armamento de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, municiones y equipo táctico del que se desconoce su origen. Güerito, su proveedor, tiene vínculos con integrantes del CJNG en varios estados.

El “seguimiento técnico” al policía reveló que utiliza WhatsApp para mostrar su arsenal. También está relacionado con robo a transporte de carga en Jalisco.

El 29 de junio, en una llamada telefónica le confió a su pareja que vendió balas en 42 mil pesos el millar, por lo que pidió más a su proveedor.

También, que vendió un AK-47 y una pistola calibre .380. En otra conversación, el 9 de julio, dijo que le llegarían rifles semiautomáticos con mira holográfica, dos cargadores y cajas de cartuchos a 58 mil pesos, “garantizados y se pueden registrar”. También ese día, invitó a un hombre a que lo acompañe a entregar “14 chalecos con cuatro letras” (posiblemente CJNG) y uniformes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: