El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora salvó la vida de un menor de edad al utilizar métodos novedosos de atención médica, que además evitaron daños futuros en hígado y corazón, derivados de una intoxicación.

La pediatra adscrita al Hospital General de Zona (HGZ) No. 14 del IMSS en Hermosillo, Claudia Isabel González Rosado, destacó que la vida de Óscar, de 15 años, está fuera de peligro después de un gran esfuerzo multidisciplinario integrado por especialistas.

La especialista explicó que el adolescente consumió por error amlodipina, (fármaco usado para hipertensión), al pensar que eran vitaminas, lo cual le provocó dificultad respiratoria, afectación cardiaca y pulmonar, que lo llevaron a recibir atención médica el pasado 28 de septiembre.

Mientras se encontraba en terapia intensiva, indicó González Rosado, lograron estabilizarlo gracias al esfuerzo de personal médico y de enfermería de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de adultos y pediátricos de todos los turnos, para mantenerlo estable, ya que no era posible, siquiera, cambiarlo de posición en cama.

De la atención, destacó la labor del jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), doctor Ricardo Loza; junto al intensivista pediatra, Isaac Gómez Jiménez, y los médicos de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP), Cesar Rodríguez, Javier Estardante y David Cruz.

El tratamiento, señaló, incluyó la colocación de una máquina de hemodiálisis ambulatoria para poder controlar su falla en los riñones, lo que permitió que para el 3 de octubre saliera de la UCIP.

“Utilizamos muchísimos medicamentos que son específicos para ayudar al corazón y que los vasos sanguíneos se pudieran conservar, y mantener la función del cuerpo”, recordó.

Reiteró que gracias al trabajo de equipo y de alrededor de 19 donadores de sangre se salvó la vida de Óscar, quien tuvo apoyo de Terapia Intensiva, Cardiología Pediátrica y Cirugía, y eso rindió frutos el 8 de octubre, cuando al menor se le retiró de hemodiálisis y dos días después se extubó.

Trato excelente

Óscar “N”, padre del menor de edad, destacó la excelente atención médica que recibió en el HGZ No. 14, donde le salvaron la vida a su hijo, ya que ellos estuvieron atentos de su corazón y riñones, siempre un paso adelante.

“Nos tocó muy buena doctora (González Rosado), muy buen doctor (Gómez Jiménez), estamos muy agradecidos con ambos, hasta cuando estaban en su casa llamaban para saber si mi hijo estaba bien”, expresó.

Afirmó que ahora, después de 26 días hospitalizado, todos en casa trabajan para que Óscar recupere peso y tenga seguimiento médico en el área de Cardiología para descartar posibles secuelas.

“Agradezco al IMSS, al equipo médico y de enfermería lo que hicieron por mi hijo, porque se iba a morir, estaba muy grave y lo salvaron”, finalizó el padre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: