De los cinco feminicidios de defensoras de Derechos Humanos registrados a nivel nacional, uno de ellos se presentó en Sonora, esto aunado a las amenazas a integrantes de colectivos de búsqueda, expuso Leticia Burgos Ochoa.

La coordinadora de la Red Feminista Sonorense, manifestó que demandan al Congreso Estatal, que el presupuesto para el ejercicio fiscal 2023, contemple recursos para garantizar, la labor y seguridad de activistas, así como la creación de mecanismos de protección.

Además, mencionó que se han registrado más de 100 agresiones y amenazas a defensoras, tal es el caso de Cecilia Flores, quien tuvo que buscar apoyo a nivel nacional.

Señaló que otro caso que sigue sin ningún avance, es la atención a la activista feminista, Jovana Inzunza, quien sufrió daño en una pierna, tras el atentado al Palacio de Guaymas el 25 de noviembre del año pasado.

Lamentó que en portales como el de la Secretaría de Gobernación, el día 29 de de Noviembre, aparece que como el Día Internacional de las Defensoras y Periodistas, pero no se informa el cómo se garantiza la protección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: