El acuario más grande del mundo, con una altura de hasta 25 metros, ha estallado esta mañana. El AquaDom estaba ubicado en el interior del hotel Radisson Collection de Berlín. Los servicios de Emergencia berlineses, cifrados en unas 100 unidades, llevan a cabo labores de investigación y recogida de escombros desde las 6 de la mañana (hora local).

Sobre las 5:45 (hora local) se ha escuchado un fuerte estruendo en las calles de Berlín. De tal magnitud ha sido, que hasta dos sismógrafos de la capital alemana han recogido el ruido de la explosión. Un portavoz de la policía explicó que la explosión arrastró la fachada del hotel destruida hasta las calles.

Posteriormente, un testigo resumió los hechos: “Sólo oí un ruido muy fuerte y vi que el gran acuario se había roto. Entonces miré hacia afuera y vi que había un montón de muebles tirados en la calle y me di cuenta entonces que el acuario había reventado y las cosas habían salido arrastradas”.

El espacio simulado para la fauna y la flora marina, contenía en su interior 1500 peces tropicales y más de 1 millón de litros de agua que se han vaciado al interior del hotel y de la calle Karl Liebknecht, en Berlín. Se calcula una pérdida que supera el centenar de especies marinas, entre ellos un gran número de tiburones. Según apuntan los servicios de Emergencia de Berlín, los dos heridos han sido trasladados al hospital con pronóstico reservado.

“El agua de este acuario se ha filtrado casi por completo, tanto dentro del edificio como hacia la calle Karl Liebknecht. Debido a la alta presión del agua del acuario, al reventar se llevó por delante un montón de objetos, que ahora están esparcidos por la calle” afirmó el portavoz de los bomberos a una cadena regional de Berlín.

Desde el diario alemán Bild, se explica que el motivo de la explosión podría haber sido debido a una fatiga de materiales. Aun así, el acuario entró en fase de reconstrucción en 2018. Se realizó una limpieza a fondo del espacio y una renovación de juntas hechas de silicona. Hasta el verano de 2020 no se había abierto al público. La renovación costó unos 2,6 millones de euros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: