Luego de que se difundió que fue liberado Ken Omar “N”, el automovilista de un Mini Cooper que atropelló y mató a un vendedor de tamales el pasado 24 de diciembre en el municipio de Cuautitlán Izcalli, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) justificó este martes su polémica decisión.

A través de una tarjeta informativa, señalaron que ese mismo sábado el detenido de 32 años, y que presuntamente se encontraba bajo los influjos del alcohol, fue presentado ante el Agente del Ministerio Público, a cargo de Leticia Meráz, quien inició la carpeta de investigación respectiva por el ilícito de homicidio culposo.

De acuerdo con la dependencia, ahí se revisaron los elementos de prueba hasta ese momento aportados, incluyendo la videograbación del momento en que ocurrió el hecho y que se viralizó en redes sociales, así como la entrevista a Ken Omar “N”. Dichas diligencias, afirmaron, “fueron realizadas conforme a derecho” y con la intervención de un perito en materia de tránsito terrestre.

Sin embargo, la FGJEM explicó que, con base en el Código Nacional de Procedimientos Penales, el hecho delictivo por el cual es investigado es de comisión culposa y por lo tanto, “no amerita prisión preventiva oficiosa”.

“Tras vencer el término constitucional de 48 horas […] Este individuo fue puesto en libertad bajo las reservas de ley”

Será el próximo 1 de febrero cuando se lleve a cabo la audiencia ante un Juez de Control, en la cual “el Agente del Ministerio Público realizará formulación de imputación en contra del probable responsable”.

Sobre la reparación del daño a la familia del comerciante, agregaron que Ken Omar “N” exhibió una póliza de seguro con la cual garantiza el pago de indemnización, en tanto que su vehículo fue asegurado y a disposición de la representación social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: