Al continuar los asaltos a mano armada en esta ocasión le tocó el turno a una farmacia ubicada por las calles California y Cananea.

Según las autoridades la denuncia fue interpuesta a las 17:45 horas del miércoles pasado.

Al arribar los oficiales se entrevistaron con la cajera de la farmacia denominada “Yza”, quien explicó que fue despojada de 700 pesos por un sujeto de aspecto cholo.

La afectada agregó que el delincuente la amenazó con un cuchillo y ordenó que le diera todo el dinero de la caja registradora.

El delincuente fue descrito de tez morena una estatura aproximada a 1:65 metros; vestía pantalón de mezclilla rojo y playera blanca.

Una vez obtenido su objetivo el amante de lo ajeno salió a toda prisa del negocio tomando la calle California hacía el sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: