Clara Aragón / MO

Aunque se anunció la llegada de miembros del Ejército y Guardia Nacional al municipio de Cajeme, el alcalde Javier Lamarque Cano declaró que no hay un aumento en la fuerza de seguridad, sino que se trata del regreso de elementos al municipio.

Explicó que en diciembre se retiraron alrededor de 500 elementos para hacer cambios de lugar de un estado a otro, por procesos de vacaciones o de descansos.

Dijo que, tras este regreso, se espera continuar con la disminución de hechos violentos en Cajeme, pues a pesar de los hechos violentos qué han ocurrido en Cajeme durante el mes de enero, la tendencia en homicidios dolosos sigue a la baja, asegura.

Aun así, reconoce qué durante los meses de diciembre y enero se presenta un incremento en este delito, pero siguen siendo menores índices qué los del año pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: