La abogada, historiadora, escritora y política mexicana, Guadalupe Rivera Marín, falleció este domingo a los 98 años de edad, confirmó la Secretaría de Cultura de México.

Hija del pintor Diego Rivera y de la artista Lupe Marín, la también exlegisladora fue una incansable promotora de la figura de su padre, quien la llamaba cariñosamente “Pico” o “Piquitos”.

Rivera Marín fue miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del que formó parte de su Consejo Político, y con el que ocupó tres veces una diputación federal, una senaduría, y la dirección Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (Inehrm), entre 1989 y 1998.

Nació en 1924, estudió las carreras de Administración Pública, Derecho, Relaciones Internacionales y Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en la que también se doctoró en Derecho con la tesis “La propiedad territorial en la Colonia”, por la que obtuvo mención honorífica.

Rivera ganó el Premio Nacional de Economía por su libro “El mercado de trabajo, relaciones obrero patronales”.

En el año 2000, creó la Fundación Diego Rivera, misma que presidió hasta su muerte y ahora ocupará su hijo Diego López Morín, hijo de Juan Manuel Gómez Morín Torres y nieto del fundador del Partido Acción Nacional (PAN), también homónimo.

Fue una férrea defensora de la obra de su padre, sobre la que escribió varios libros como “Un río, dos Riveras”; “Encuentros con Diego Rivera”; “La fiesta de Frida y Diego” y “Diego el Rojo”, entre otros textos.

El gobierno mexicano, mediante la Secretaría de Cultura y la Secretaría de Educación Pública, envió sus condolencias por la muerte de Rivera Marín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: