Dayan Lagarda / MO

El personal que presta sus servicios de transporte en el municipio de Cajeme, principalmente taxistas y concesionarios, se han visto impactados por los altos precios de combustible, el cual es su principal insumo para poder trabajar.

Desde el 01 de enero de este 2023 se advirtió que las cuotas del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), el cual se aplica a las gasolinas aumentaron de un 7.3%, a 7.9%, superando la barrera de los 22 a 24 pesos por litro de gasolina y 23 pesos el diésel, de acuerdo a la Comisión Reguladora de Energía.

Al respecto, Jorge Daniel Vicente Esquer, presidente de la Sociedad Cooperativa de Ruleteros de Obregón, aseguró que, para poder salir a trabajar, son por lo menos 500 pesos que tiene que dedicar al llenado del tanque, sin embargo, la cantidad de gasolina no es la misma a medida que aumenta el precio.

“Son mínimo 500 pesos que se van en gasolina diarios, pero esos 500 no son los mismos a los de diciembre, porque el precio cambia y aunque es la misma cantidad de dinero, los litros van disminuyendo”, explicó.

De igual manera, los concesionarios de transporte han señalado que, los precios del combustible son el gasto más elevado que tienen, donde hasta un 70% de las ganancias se van en esa inversión, sin tener ningún tipo de apoyo o programa que los impulse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: