Deniss Cabrera  / MO

Cientos de taparroscas de plástico fueron reutilizadas por alumnos del primer semestre de Cobach, plantel Pueblo Yaqui, con las cuales fue elaborado un colorido mural.

Esto como parte del proyecto transversal “Cultura para la paz” con el cual se busca motivar a las y los jóvenes al reciclaje, así como motivarlos en su día a día.

El mural está conformado por el cielo, flora de la región y el mensaje “La mejor forma de predecir el futuro es crearlo” el cual pueden apreciar los estudiantes al cambiar de aula.

El proyecto fue organizado por las maestras Claudia Rendón de Ética, así como las orientadoras Claudia Padilla y Patricia Miller.

Este tipo de murales se han vuelto populares en los últimos años, pues además de ser una forma de reutilizar estos plásticos, las texturas y colores dan vida a los muros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: