Polo Polo o Leopoldo Roberto García Peláez Benítez, la mañana de este lunes lamentablemente perdió la vida dejando de luto a la comedia mexicana.

Sus rutinas se caracterizan por referencias sexuales, doble sentido, albures y lenguaje explícito popular, relatadas como una supuesta anécdota personal. Su estilo se basa en contar chistes sencillos, pero de manera muy detallada, con muchos absurdos en la historia, por lo general incluido él mismo o alguien cercano como protagonista. Utiliza todo tipo de lenguaje obsceno y el objetivo es que la gente se divierta con el desarrollo de la historia y no necesariamente con el final del chiste, de tal forma que sus espectáculos en vivo son únicos porque cada chiste lo desarrolla de forma diferente, incluso con el mismo final.

El material de Polo Polo sufrió de bajas ventas debido a la censura de los años 80 y 90, ya que era muy difícil adquirir su material original en sitios donde se vendían otros contenidos musicales. En los discos o audiocassettes de Polo Polo se advierte que el contenido es exclusivo para adultos, por el tipo de lenguaje y referencias sexuales. Así mismo, su tipo de humor consiste en ridiculizar las situaciones de la vida diaria y la vida sexual. Su material, a diferencia de otros comediantes, no contiene mensajes políticos o críticas sociales (sólo actuaciones recientes contienen una referencia a los políticos y a algunos hechos sociales, aunque siempre con un toque personal debido a su creatividad para poder encontrar humor en situaciones difíciles, así como hechos también de la época), dando como resultado un humor adaptable a cualquier tipo de situación.

De manera indirecta, sus materiales discográficos supusieron un primer acercamiento para algunos adolescentes y púberes al mundo de la comedia a base de doble sentido y albur mexicano, lo que también fue una inspiración para algunos comediantes.

Del mismo modo es disfrutado por gente de todos los estratos sociales, lo que convierte su estilo de comedia en un tipo de comedia stand-up, único en su clase en América Latina. Su difusión más allá de México se facilitó primeramente gracias a las personas extranjeras que adquirían en México su material discográfico y lo llevaban a sus países de origen, y luego gracias al auge de Internet. Además, a principios de 2006 muchos diseñadores gráficos independientes comenzaron a ilustrar sus chistes con animaciones acordes a las situaciones. Todo esto lo convirtió en uno de los cómicos latinoamericanos más populares

Ya para el año 2000, Polo Polo ha sido ejemplo de una carrera artística exitosa en la que ha combinado la actuación en películas con las obras de teatro, la conducción, la canción y, desde luego, la presentación de sus espectáculos humorísticos, compartiendo créditos con Jorge Falcón y Héctor Suárez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: