El joven programador al que se atribuye haber desarmado al sospechoso de 72 años en un tiroteo masivo durante las celebraciones del Año Nuevo Lunar asiático en California cuenta cómo fue su lucha “instintiva” con el pistolero.

El hombre, identificado por el diario The New York Times como Brandon Tsay, de 26 años, estaba en el establecimiento de Lai Lai Ballroom & Studio en Alhambra -oeste de Estados Unidos- el sábado por la noche observando a los bailarines cuando levantó la vista y vio al sospechoso apuntándole con un arma.

“Mi corazón se hundió, sabía que iba a morir”, declaró al periódico.

Ese momento, fue instintivo. Algo ocurrió allí. No sé qué me pasó”, acotó.

Según relató, se abalanzó sobre el hombre y agarró el cañón del arma, comenzando una pelea por su vida.

Tsay, cuyos abuelos fundaron el salón de baile donde estaba, no sabía que el sospechoso, identificado por la policía como Huu Can Tran, habría matado a 10 personas y herido a otras 10 minutos antes en otra sala similar en las cercanías de Monterey Park.

Dijo que nunca había visto un arma en la vida real, pero que estaba claro que el pistolero no estaba allí para robar el lugar sino para matar.

Por su lenguaje corporal, su expresión facial, sus ojos, estaba buscando personas”, dijo Tsay al Times.

Tsay y su familia dijeron que las imágenes de seguridad los mostraban a ambos luchando durante unos 90 segundos antes de que le quitara el arma al sospechoso.

Inmediatamente le apuntó y gritó: “Vete, lárgate de aquí”, señaló.

Así, el sospechoso se dio a la fuga. Horas más tarde estaba muerto, disparándose dentro de una camioneta blanca en Torrance, varios kilómetros al sur, el domingo por la tarde, cuando la policía se aprestaba a arrestarlo.

Cinco hombres y cinco mujeres, todos de entre 50 y 60 años, habían sido asesinados por el hombre armado en Monterey Park el sábado por la noche.

La Policía indicó que el motivo del ataque, que se produjo cuando las comunidades asiáticas de todo el mundo celebraban la festividad del Año Nuevo Lunar, seguía siendo un misterio.

Estiman que el pistolero tenía la intención de llevar a cabo una masacre similar en Alhambra y resaltaron que quienes lo desarmaron salvaron vidas.

El sheriff del condado de Los Ángeles, Robert Luna, informó que dos personas desarmaron al sospechoso en Alhambra, pero Tsay y su familia, que administran el salón de baile, expresaron que el video muestra que él solo luchó con el asesino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: