En una plancha de descanso del anfiteatro del Centro Integral de Procuración de Justicia continúa sin ser identificado el cadáver del hombre que flotó en Canal Alto y 700, Valle del Yaqui.

El occiso, cuya edad fluctuaba entre los 30 y 35 años, fue localizado por integrantes del colectivo Guerreras Buscadoras de Cajeme.

Fue poco antes de las 17:30 horas del sábado, cuando hicieron el hallazgo en la margen oriente del citado afluente.

Se dijo que las buscadoras recibieron una llamada telefónica anónima para informarles que en el punto había un cuerpo flotando.

Cómo oportunamente se informó el hoy occiso fue descrito de complexión delgada, tez morena, cabello corto negra y barba semicrecida.

Traía pantalón negro, playera oscura, cuello redondo, manga corta y traía tenis negros con azul marino, suela blanca.

Aunque no se le apreció violencia, uno de los tenis lo traía amarrado en los dedos medio y anular de mano izquierda y el otro en la muñeca derecha.

Ambos con nudos “ciegos” por lo que resulta difícil que él mismo se los haya atado en las extremidades superiores.

Lo que si traía es una herida sangrante en el rostro, deduciéndose que tenía menos de veinticuatro horas en el interior de las aguas.

Personal de Servicios Periciales se hicieron cargo de trasladar el cadáver a la morgue de las instalaciones locales de la FGJE, donde hasta ayer continuaba sin ser reconocido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: