Dayan Lagarda

EL TIEMPO

Después de todos los conflictos que se han creado en torno a los granos, muchos han fomentado la siembra de otro tipo de cultivo como es el caso del chiltepín, el cual además de ser rentable, puede generar mayor empleo en las áreas de producción.

Marco Gutiérrez Arce, impulsor de este cultivo, explicó que los beneficios de este picante es que es altamente rentable desde el primer año, poca necesidad de agua en comparación con el trigo o maíz, menor uso de fertilizantes y un precio alto por la cosecha, además de promover y empujar la gastronomía sonorense.

El productor mencionó que, en comparación con la siembra de cereales, la generación de trabajo es más basta, pues mientras en el trigo una persona puede cubrir diferentes funciones, ejemplificó que, en 50 hectáreas de este grano sirven para la creación de 3 empleos, el maquinista, regador y un ayudante y en ocasiones una sola persona hace las tres actividades.

Marco Gutiérrez Arce

Gutiérrez Arce, señaló que también está el factor de los ciclos agrícolas, pues como se sabe, los cereales se siembran una vez al año, mientras que este chile puede ser sembrado cualquier mes del año, remarcando lo barato que resulta sembrar este cultivo y ser virgen en los temas de que los asesores hagan gastar en el uso excesivo de agua y fertilizantes.

Expresó que, si bien es cierto que el Valle del Yaqui es considerado el granero de México, hoy en día la rentabilidad de estos ya es cuestionable, pues los mercados no han sido los apropiados, manteniendo una lucha en la incertidumbre por la economía.

El productor argumentó que el negocio de los granos es para quien te da el avío, fertilizantes y asesoría, apenas un agricultor que ya cuente con la herramienta de producción, puede ahorrarse un poco este gasto, pues las circunstancias no son las mismas de hace 15 o 20 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: