Fabiola Navarro / mo

Pese a que se anunció por parte del gobernador, Alfonso Durazo, la llegada de 44 unidades del transporte urbano para Cajeme, estas no han llegado y el servicio de camiones sigue siendo deficiente, al grado que universitarios pierden clases por la falta de movilidad en la ciudad.

Entre los y las estudiantes afectados por el mal servicio de transporte urbano, se encuentran universitarios del Instituto Tecnológico de Sonora (Itson), que tardan hasta hora y media esperando camiones y esto ocasiona que lleguen tarde a clases o peor aún, que no asistan.  

“Batallamos mucho por el transporte, ya que casi no hay camiones, son de la 3, 9 y 1, esperamos hasta una hora pasan y no te suben, llegamos tarde hasta 30 minutos y los maestros nos dicen que lo tenemos que solucionar, pero a veces nos vamos hasta una hora y media antes y no llegamos a tiempo”, señaló una estudiante.

“Actualmente siento que no hay muchos camiones, porque tengo que tomar la línea 9 y regularmente viene llena o tal vez no hay suficientes camiones”, indicó otro estudiante.

Asimismo, un joven de esa misma universidad, comentó que la tardanza de las unidades del transporte urbano no solo les afecta porque pierden clases, sino porque esperan horas a “rayo de sol”.

“Hay veces que la parada está llena y a mediodía con el son se satura todo”, mencionó antes de abordar una unidad de la línea 9, la cual tenía más de 30 minutos esperando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: