Dayan Lagarda / MO

Ganaderos del sur de Sonora se enfrentan a grandes problemas, uno de ellos es el despojo de 5 hectáreas donde se encuentran las instalaciones en las que se realizan las subastas, solicitando la intervención de la Unión Ganadera Regional de Sonora (UGRS).

Julio Aldama Solís, presidente de la Asociación Ganadera Local (AGL) del Valle del Yaqui, explicó que, hace años el organismo adquirió 22 hectáreas que se pusieron a nombre del señor Rogelio Díaz Brown Ramos, dejándoles solo 10 hectáreas y de esas les quieren quitar la mitad.

El líder ganadero argumentó que, todo esto sucedió a raíz de que expresidentes de la AGL hicieron irregularidades, es un problema que se creó tiempo atrás, por lo que señaló que sería “una vergüenza para la Unión Ganadera permitir esas anomalías”.

Llamó al presidente de la UGRS, Juan Ochoa a intervenir en este conflicto, para que demuestre que en realidad está del lado de los ganaderos del sur de Sonora, pues últimamente ha existido un roce entre las colectividades ganaderas.

Agregó que también existe un problema con el bagazo, una alternativa para alimentar el ganado con esta fuente de forraje por secado, pero que factores como el precio y la falta de responsabilidad de los vendedores, no permiten su adquisición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: