SANTIAGO. Las sequías se agudizaron en Chile a pesar de que el país sudamericano se encuentra en pleno invierno.

“Tenemos la evidencia que es contundente. Estamos viendo un descenso muy significativo en las precipitaciones que genera escasez de agua”, declaró el ministro de Ciencias, Andrés Couve.

Una estación meteorológica de Santiago registró solo 78 milímetros de lluvia en lo que va del año frente a los 180 milímetros del mismo lapso el año pasado.

Además, el país reportó un promedio estándar de 252 milímetros, según el Servicio Meteorológico de Chile.

Dos ríos que proporcionan agua a Santiago, Mapocho y Maipo, tienen menos agua que en 2019, el año más seco en la historia del país sudamericano.

“El día cero para los habitantes de zonas rurales de la zona central llegó hace casi una década, 400 mil personas que habitan en zonas rurales de Chile reciben hoy agua en camiones”, dijo el climatólogo de la Universidad de Santiago, Raúl Cordero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: