Redacción / MO

Sumar, aportar y estar listo a la hora de ser requerido son los objetivos que tiene claro en estos momentos el receptor Sergio Burruel dentro del Summer Camp 2021 de los Yaquis de Obregón, para después paso a paso ir cumpliendo las metas colectivas en la campaña invernal de la Liga Arco Mexicana del Pacífico (LAMP).

“Lo que bien empieza, bien acaba es mi mentalidad y es por eso que reporto desde el comienzo para aprovechar cada día. Hay que entregar todo por esta camiseta y demostrarlo adentro en el terreno de juego”, expresó el cátcher de 30 años de edad.

En la liga de verano, Burruel tuvo una notable labor con los Piratas de Campeche donde culminó con un promedio de bateo de .256 AVG, con 42 imparables, 13 carreras anotadas, 19 impulsadas y 3 jonrones en 54 encuentros.

Por otro lado, para el infielder Marco Antonio Guzmán el sacrificio, entrega, disciplina y trabajo duro son elementos que llevan a conseguir logros importantes en cada organización y por ello buscará en este campo de entrenamiento seguirse ganando la confianza del mánager Sergio Omar Gastélum como en la campaña pasada.

“Esta será mi segunda temporada con Yaquis, estoy feliz de regresar y aportar toda mi energía a esta organización que me esta dando la oportunidad de jugar. Cada vez me siento con más seguridad y espero ganarme la confianza del mánager como el año pasado para ayudar cuando se me requiera”, señaló el “Buzito” Guzmán.

Marco Antonio generó buenas impresiones el invierno anterior ya que en 22 juegos que tuvo oportunidad de entrar al campo pegó 19 hits, anotando 14 carreras e impulsado 2, además de 2 cuadrangulares, para un promedio de bateo de .271 AVG.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: