El subdirector de Gestión Ambiental y Ecología Juan Carlos Gil Núñez dijo que se está llevando a cabo una búsqueda de los 22 árboles que fueron quitados de la calle Ostimuri para dar paso a la obra inconclusa de la ciclovía instalada en la Laguna del Náinari.

Comentó que ese lugar es urgente la reforestación luego de que se han iniciado reuniones con funcionarios de Desarrollo Urbano y con la Inmobiliaria de la Laguna para arrancar con el proceso de reforestación en lo que se refiere a la protección del medio ambiente.

‘’Se está analizando el tema desde el punto de vista de ecología se está dándole el seguimiento y buscar si existe un registro en donde quedaron dichas plantas’’, anotó.

Sin duda, agregó, estamos llevando a cabo un rastreo específico para conocer realmente en dónde quedaron esos árboles.

‘’Tenemos sin embargo un dictamen en el sentido de que algunos árboles estaban secos pero lo que se movieron y que estaban en buen estado hay que buscarlos para saber en dónde realmente quedaron’’.

Gil Núñez, insistió que del total de los 22 árboles la mitad se encontraban en malas condiciones para un trasplante porque ya estaban secos.

Cabe destacar que en la obra se invirtió 1 millón 600 mil pesos, recursos provenientes del ayuntamiento de Cajeme y quedó en un 10 por ciento el avance de dicho proyecto que impulsó la pasada administración municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: