Marco Antonio Palma / MO

Debido a que el año pasado no se nos dio agua para la siembra de alfalfa y otros forrajes por la sequía y la falta del vital líquido, se tuvo que hacer gastos extras en la adquisición de la comida para el ganado, declaró Ricardo Alcalá.

El presidente de la Asociación Ganadera Local del Valle del Yaqui (Aglvy), expresó que otra situación que los está afectando es la operación del Acueducto Independencia lo cual se puso de manifiesto en meses anteriores con la falta del recurso hídrico en el sistema de presas.

“Claro que esa agua nos está haciendo falta y luego hay viene otro ciclo agrícola el cual se habla de que será muy reducido y que el agua viene muy cara, entonces nosotros estamos haciendo afectados por ese monto de agua que está saliendo para otra parte y por eso estamos saliendo afectados pues si lo estamos”, sostuvo.

Añadió que a diferencia de la región serrana donde afortunadamente los forrajes se producen con las lluvias en los terrenos de agostadero, acá en el municipio de Cajeme, es decir desde la presa del Oviáchic y hasta el Valle hay algunas praderas y siembra de forraje.

“Esa falta de agua nos está impactando, ya que como son cultivos que demandan mucho consumo del vital líquido como es el caso de la alfalfa que ocupa dos riegos por mes para que pueda dar buen rendimiento, pues el año pasado no se autorizó para la siembra correspondiente”, insistió el dirigente ganadero.

Agregó que esa cadena que se sigue para la producción de forrajes en el Valle con agua más cara, hace que al final de cuentas repercute en el bolsillo de los ganaderos, “para el ciclo agrícola otoño-invierno que arrancó este primero de octubre, desconocemos si habrá recorte de agua para la siembra de la alfalfa, pero lo que sí me han estado diciendo, es que viene muy caro el recurso hídrico y de ser así volverá a encarecer más la pastura”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: