Y vaya que la reforma eléctrica que propone el presidente AMLO –realmente una contrarreforma- ha levantado ámpula en el seno del poder legislativo y por supuesto, entre las cúpulas de los partidos de oposición al que hoy gobierna.

Hay quienes ven con recelo esta iniciativa de reforma a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución Federal, pues consideran que sacar a la inversión privada de los rubros relacionados a las actividades de la industria eléctrica, nos llevaría a retornar a los viejos moldes del estatismo, en donde todo era bajo un control férreo del estado mexicano.

Se dice, que habría afectación a energías limpias, rompiendo igual con compromisos internacionales, que de alguna forma nos obligan a acudir a la energía solar y a la eólica, como buenas salidas ambientalistas; pues, en el proyecto de reforma, se advierten restricciones en la generación de energía para con los  particulares, para centrar y concentrar todo bajo la rectoría del estado, mutando así a la CFE de empresa productiva a un organismo descentralizado, bajo cánones nacionalistas.

Con el paso de los días se irán despejando incógnitas y sabremos a ciencia cierta qué puntos se van a modificar y en donde los inversionistas o particulares eventualmente van a resentir una afectación. Y se recalca, por cierto, que la reforma lleva implícita el conservar las tarifas “justas” de la energía eléctrica a los usuarios. Ya se verá.

Y en donde la tensión no deja de ser alta, lo es en la Cámara de Senadores, en cuya sede, hoy es la entrega de la medalla Belisario Domínguez a doña Ifigenia Martínez -de gran trayectoria en las luchas de la izquierda-, misma presea que como muchos saben se otorga a ciudadanos distinguidos de alto reconocimiento por su aportación a la patria. Y se dice, que la energía es tensa por los vaivenes republicanos, entre ellos, las tronantes declaraciones de la senadora Lilly Téllez, la cual cuestionó hace unos días al presidente de la república como “violador serial de la constitución”; de ahí que el presidente manifestara que mejor no acudiría a la tradicional entrega de la medalla, para no exponer la investidura ante una probable embestida de la sonorense, que en teoría sería acuerpada por otros. Por supuesto que las reacciones de los pro-4T en redes no se dejaron esperar, incluso en forma bastante fuerte.

La postura de la congresista Téllez, pudiera tener también relación con la iniciativa de reforma eléctrica que ha causado escozor a los oponentes al régimen actual, ello por las supuestas implicaciones que aparentemente conlleva; pero como cosa curiosa –no casual- se menciona, que los operadores del presidente  ya entablaron pláticas  para que sea el PRI, el que  funja como partido bisagra y con unos cuantos diputados les dote de la mayoría calificada necesaria para la citada reforma constitucional. Ya el PAN -criticando a la reforma como “el tarifazo”-, la mandó cantar: si el PRI avala esa reforma se acabaría la llamada Alianza Legislativa del “Va por México”. 

Luego entonces, si AMLO saca adelante la reforma eléctrica bajo este tenor,  mataría dos pájaros de un tiro; por un lado se iría por la libre con el dominio eléctrico  y por otro, generaría una fractura de gran calado a sus opositores, en miras al 2024.

 Ahora sí que en este ejercicio se juega la república.

TREGUA PERFORADA.

 Después de la solicitud de tregua por parte de los líderes de la CANACO a los delincuentes locales -ante el evento beisbolero de corte mundial-, como corolario tenemos que éstos no sólo no aceptaron el flirteo, sino que por el contrario, aumentaron su actividad, al grado que en el lapso del torneo se resintió en Cajeme una verdadera decena trágica. Ejecutados, asaltos al por mayor y levantados. Bastantes.

No sabemos con exactitud si los peloteros extranjeros y acompañantes se hayan dado cuenta de esta parafernalia y suerte tuvieron que nos les tiraran un cadáver en la esquina del estadio NEY, como ya sucedió hace algunas semanas.

Esa famosa solicitud de tregua ha sido polémica, pues incluso en el plazo para la misma –de 23 de septiembre al 03 de Octubre- se dieron otros fenómenos sociales, como por ejemplo, uno de naturaleza migratoria, ya que la mitad del equipo cubano desertó del torneo y del hotel, buscando al parecer aires de libertad.

Eso sí, muy claro queda que la reivindicación de Villela y Llamas ante la opinión pública, si pudiera darse en el corto plazo, solo es cuestión de que les surja una buena idea  que nomás no tenga nada que ver con ocurrencias, aunque la anterior si haya llevado mensaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: