DESDE LOS PRIMEROS minutos de ayer, inició otra jornada de muerte que hasta poco antes de las 8 de la noche registraba tres homicidios y con esto la cifra de crímenes se disparó a 14 en apenas seis días vividos del mes de octubre. Todo empezó con dos crímenes, en el sector 6 que comprende las colonias Los Ángeles y Santa Fe, donde durante el comienzo de la madrugada dieron muerte a un hombre de 30 años y al avanzar la mañana mataron a otro y dejaron a un menor de 17 años gravemente herido, ante la imperante ingobernabilidad que se vive en el municipio por la carencia de estrategias de parte de corporaciones policíacas, así como del Ejército Mexicano que, solo se ha limitado a realizar recorridos de vigilancia, pero sin perseguir un objetivo definido. Sí llegan a los escenarios de episodios de alto impacto y se documentan, pero no van tras alguien en especial como debiera ocurrir si en verdad se tiene la voluntad de contener la desbordada violencia y criminalidad que, tristemente va en aumento todos los días y a cualquier hora… MIENTRAS QUE esto ocurre en los cuatro puntos cardinales del agitado y virulento municipio, el jefe de Policía Preventiva y Tránsito Municipal, en su afán por continuar al frente de una corporación que hace tiempo debió haber dejado, sigue empecinado en mostrar irreales resultados a los mandos medios diciendo que como los medios de comunicación no les darán difusión es importante que sepan que han cumplido con su trabajo, según él con el desmantelamiento de varios narcolaboratorios y el aseguramiento de miles de dosis de droga. Es obvio que nadie le va a poner atención a acciones que en realidad fueron realizadas por la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) y militares del 60 Batallón de Infantería, así como personal de la Fiscalía General de la República (FGR). Que policías preventivos e infantes de la Marina hayan participado como apoyo, es algo muy distinto a pretender atribuirse esos logros que, en realidad se derivaron producto del trabajo de estatales y militares que, en su momento fueron encabezados por el extinto excomandante, Hiram Roberto Echeverría Ramírez y el coronel y entonces comandante del 60 Batallón de Infantería, Juan Casillas Marroquín. Realmente a ellos hay que atribuirles esos alcances y no a la Policía Municipal que, si bien es cierto si ha detenido a varios presuntos sicarios y operadores del narcomenudeo, pero no han sido lo suficientemente contundentes para revertir la tendencia criminal. Nadie demerita que Cándido Tarango Velázquez, es un capitán de fragata de la Marina, pero como secretario de Seguridad Pública ha resultado un absoluto fiasco. Debe reconocer este señor que la ciudadanía ya no lo quiere y debe entender que tampoco no puede aferrarse como encargado de la seguridad pública, menos, cuando no cesan los ataques armados y asesinatos en el municipio. Lo mismo ocurre con los robos a negocios y personas que retiran dinero de las sucursales bancarias como le sucedió ayer a una residente de la colonia Urbi Villa del Rey, al salir de la sucursal Bancomer de calles 200 y Calzada Olea, tras haber retirado la suma de 23 mil pesos. No solo fue víctima del hurto, sino que el facineroso todavía se dio el gusto de abofetearla y este señor diciendo que no sucede nada en Ciudad Obregón… DESPUÉS de las 20:00 horas de ayer, llegan informes que murió el menor que había resultado gravemente herido en un ataque armado ocurrido alrededor de las 9:00 de la mañana en la colonia Santa Fe. Con su deceso, suman quince los homicidios y el cuarto muerto de este miércoles, así que no se puede perder el tiempo en hacer acopio de supuestos buenos resultados de parte de la Policía Municipal e infantes de la Marina, cuando los crímenes siguen sumándose implacablemente. Que lamentable que se pierda el tiempo en insulsas reuniones para compartir a los encargados de las distintas demarcaciones logros que no obtuvieron, cuando lo más correcto y prolífico sería sentarse en definir tácticas para capturar a presuntos gatilleros que se pasean tranquilamente por todos los rincones del municipio y nadie los molesta para nada. No se puede voltear hacia atrás sino mantener la vista hacia el frente con una visión e idea clara de que se tiene que afrontar la inseguridad con recorridos de vigilancia y filtros, pero no recaudatorios como los que mantienen, pero con el afán de perjudicar la economía familiar al detener a motociclistas sin placas de circulación. Si en verdad, este señor tiene deseos de permanecer en el cargo, se está tardando para ponerse a trabajar en la calle como él mismo se comprometió hacerlo por iniciativa propia, en el sentido de que su tarea sería más operativa que administrativa, aunque él dice que sí trabaja y anda patrullando la ciudad, algo que se nos antoja muy inverosímil porque el que busca encuentra, así que es mejor que comience por dar resultados, a fin de restituir la confianza de la población hacia él, aunque en apego a la realidad lo vemos muy complicado. La decepción, el enojo y el repudio por haber engañado a los cajemenses no fácilmente podrá superarlo por lo que los habitantes de este municipio no van claudicar en su afán de insistir en que deje la corporación para que le vaya mejor al municipio. No debe olvidar que el pueblo manda… ANOCHE HABÍA balaceras tanto hacia el sur como al norte de este destino sonorense. Frente al Cerro de la Virgen, el propietario de un tráiler fue despojado de su vehículo de carga por presuntos delincuentes que se enfrentaron a un grupo antagónico. Además del robo de la unidad de carga, una vagoneta fue rafagueada e incendiada a un lado de la carretera internacional cerca de la entrada al ejido Francisco Villa. También un menor resultó baleado y se buscaba un supuesto encobijado que de momento no fue localizado. Por ahí anduvo el comandante Jesús Antonio Valdez Varela, de la Comisaría de la colonia Marte R. Gómez y el encargado del sector 10, Víctor Eliseo Padilla, mejor conocido por sus compañeros como ‘Padillita’, quien es muy activo y laboriosamente se apunta para apoyar en cualquier situación de elevado riesgo, por eso es muy apreciado por la tropa. Eso es por el lado sur y por el norte, se reportaron detonaciones en la colonia Leandro Valle por lo que igualmente andaba muy dinámico el comandante de la Comisaría de Esperanza, Carlos Trujillo Castro, quien le ha echado bastantes ganas para cumplir con la encomienda que no ha resultado nada sencilla, pero al menos se le advierte muy atareado y es que la violencia mantiene arropado a todo el suelo cajemense… A QUIEN TAMBIÉN le ha tocado bastante trabajo es el responsable de turno del sector 6, policía segundo, Daniel Navarro Salas, a quien habría que reconocerle su desempeño y a pesar de que ya le ofrecieron la comandancia de ese sector declinó esa oportunidad, porque como decía el exjefe policíaco, don Jesús Estrada Medina (QEPD) es evidente que no anda tras los espurios dieces. Eso son los policías con verdadera convicción y mística de servicio… POR ÚLTIMO, nos comentaba el exoficial de Tránsito Municipal y ahora abogado en Derecho con maestrías y doctorados, Jesús Gabriel Valenzuela Cruz, que la tarde del martes dejó de existir el excomandante de vialidad urbana y maestro de numerosas generaciones de agentes de esa dependencia, el teniente Juanito González Ibañez, un hombre dedicado al servicio junto con su hermano Guadalupe quien en los años noventa fue jefe de la Policía Preventiva. Descanse en paz, el buen amigo Juanito, toda una institución en cuestiones viales… Luego seguimos, Dios mediante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: