IRAK. El primer ministro iraquí anunció la detención “fuera de Irak” del responsable de un atentado reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI) que provocó más de 320 muertos en 2016 en Bagdad.

Más de cinco años después de uno de los atentados más sangrientos en la historia de Irak, “nuestras fuerzas lograron capturar al terrorista Ghazwan al Zawbai durante una compleja operación de los servicios de inteligencia fuera del país”, tuiteó el primer ministro Mustafa al Kazimi, que no precisó el país donde se produjo la detención.

El atentado con un coche bomba tuvo lugar el 3 de julio de 2016 en un barrio mayoritariamente chiita en el momento en que sus habitantes estaban haciendo las compras para el Aíd al-Fitr, que marca el final del ramadán.

Hasta 323 personas murieron en ese atentado reivindicado por el EI.

Entonces, el grupo yihadista controlaba una parte significativa del territorio iraquí y estaba enfrentado a las fuerzas gubernamentales apoyadas por una coalición internacional.

Según Yahya Rassul, portavoz de la comandancia militar iraquí, Ghazwan al Zawbai “llevó a cabo numerosas operaciones criminales contra nuestro pueblo”, entre ellas varios atentados en Bagdad.

Su detención tuvo lugar una semana después de la de uno de los dirigentes del EI, Sami Jasim al Jaburi, buscado por Estados Unidos y presentado como el responsable financiero de la organización yihadista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: