Guillermo Ochoa / MO

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), inició una investigación sobre la presunta presencia de Salmonella Oranienburg en cebollas frescas mexicanas, derivado de un brote de infecciones en Estados Unidos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos informaron que investigan a la empresa ProSource Inc., de Hailey, Idaho, la cual retiró del mercado estadounidense cebollas rojas, amarillas y blancas, como medida precautoria y de manera voluntaria, en tanto concluye la indagatoria.

La empresa también conocida como ProSource Produce, LLC, se abastece de unidades de producción de Chihuahua, México, por lo que la Secretaría de Agricultura, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), inició una investigación en esa entidad.

El Senasica lleva a cabo los muestreos necesarios para contar con los elementos técnicos y científicos que permitan confirmar o descartar la presencia del patógeno asociado al cultivo de cebolla en la entidad y está en espera de que la autoridad sanitaria de Estados Unidos comparta la secuencia genómica del patógeno, con el fin de compararla con las existentes en México.

Resaltó que la aplicación de las BPA es fundamental para fortalecer el ingreso de los productos mexicanos a mercados más competitivos a nivel nacional e internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: