Martín Mendoza / MO

Víctima de las heridas de bala que sufrió, murió uno de los tres jóvenes agredidos a balazos la madrugada del pasado jueves, en una casa rafagueada en la colonia Miravalle.

Quien dejó de existir es Carlos Humberto L. C., de 23 años, quien era oriundo del Estado de Sinaloa.

Su deceso sobrevino a eso de las 00:30 horas de este sábado, en el Hospital General.

No superó las heridas de bala que sufrió, cuando la vivienda donde se hallaba a eso de las 4:00 de la mañana del jueves fue rafagueada por un comando armado.

Estos hechos, como son del dominio público ocurrieron en calle Valle del Yaqui entre Paseo Miravalle y Valle del Fuerte.

En el inmueble también estaba otra pareja de jóvenes que igualmente resultó lesionada, al ser alcanzada por decenas de balas disparadas.

A ese inmueble llegaron varios individuos en cuatro vehículos, tres tipo sedán y uno más pick up.

Y ante el sobresalto, temor y zozobra de vecinos del sector detonaron sus potentes armas en más de doscientas ocasiones.

Cómo consecuencia de ello, los tres jóvenes resultaron heridos y la vivienda ubicada en la acera norte de la Valle del Yaqui, mejor conocida como “La Arboleda”, quedó parcialmente destruida por los proyectiles de grueso calibre.

El evento generó hondo pánico por el prolongado estruendo de las balas que también dañaron un automóvil que se hallaba en el estacionamiento de la casa.

Paramédicos de Cruz Roja, auxiliaron a los heridos trasladándolos a recibir atención médica.

Como consecuencia de esto, en los primeros minutos de este sábado, dejó de existir Luis Humberto, tras quedar gravemente herido en el traspatio del domicilio.

Fue reconocido ante las autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) por un hermano y una prima hermana.

Personal de Servicios Periciales se hicieron cargo de las diligencias legales y trasladaron el cadáver a las instalaciones de medicina forense para la necropsia de ley.

Con la muerte de este sinaloense, se incrementa a 53 la cifra de ejecutados en el mes de octubre.

Contenido para mayores de 18; se recomienda discreción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: