Clara Aragón / MO

De ser sólo una publicación en Facebook, la campaña Ubuntu pasó a la acción al crearse un grupo de voluntarios que iniciaron con una colecta de juguetes nuevos o en buen estado, para beneficio de niños y niñas en situación vulnerable.

Alonso Campoy, uno de los coordinadores de esta actividad, explicó que la finalidad, además de hacer felices a los pequeños, es generar un cambio social en Cajeme a través de la unión.

“La iniciativa en sí, nace de las personas que hicieron pasar esto de las redes sociales a la acción, yo puse la propuesta digital y fue la gente la que se encargó de hacer todo esto, de organizarse en sí, y ahorita mucha gente se ha estado involucrando y le interesa”, expresó.

La campaña estará abierta hasta diciembre, por lo que las personas interesadas en participar pueden consultar los centros de acopio a través de la cuenta de facebook “Ubuntu más amor, menos balas”, en donde podrán tener mayor información al respecto.

Mencionó que entre más personas se unan podrían beneficiar a un mayor número de niños y niñas. Incluso la idea es realizar una posada para entregarlos, pero dependerá de la situación sanitaria en la que se encuentre Cajeme.

“Considero que el cambio está en las personas y esos gestos, aunque parezcan quizás mínimos, con un granito de arena que forman parte de un cambio social y viene a dar un giro a lo que está sucediendo en la ciudad con esto de la violencia, yo creo en esto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: