Marco Antonio Palma / MO

 “Sin duda que la apertura de la frontera con Estados Unidos para el mes de noviembre próximo, permitirá que en el periodo vacacional decembrino se tenga el paso o llegada de paisanos a la región con el consecuente beneficio para el sector hotelero”, declaró a María Luz Castillo Valenzuela.

La presidenta de la Oficina de Convenciones Visitantes (OCV) de Cajeme recordó que el año pasado por las mismas restricciones que se tienen hasta esta fecha derivado de la emergencia sanitaria por el Covid-19, fue escasa la visita o el paso de los paisanos y debido a ello, la actividad hotelera se vio seriamente impactada.

“Pongo como ejemplo que, en el periodo del 15 de noviembre al 15 de diciembre del 2019, tuvimos 18 mil 278 cuartos vendidos con una derrama económica de 15 millones 673 mil 944 pesos, mientras que, en el mismo periodo del 2020, sólo se tuvo 10,791 cuartos vendidos con poco más de 9 millones 884 mil pesos, lo que significó una disminución en hospedaje del 40.9 por ciento”, comparó.

María Luz Castillo Valenzuela siguió diciendo que también el hecho de que no se permitiera la entrada a ese país del norte, fue conveniente para la economía local y que la derrama se quedó en nuestra ciudad.

“Con relación a la llegada de los paisanos considero que, por supuesto y así lo estamos esperando, va a haber más afluencia que en años anteriores, ya que debido a la pandemia han estado lejos y no han podido visitar a sus familiares que radican en los Estados de la República Mexicana”, aseveró y agregó que tienen la esperanza de que así va a ser ya que los paisanos no tienen ningún problema si se cierra o no la frontera ya que son personas que tienen en regla sus documentos.

Para concluir, recomendó y sus compañeros hoteleros así lo están haciendo, seguir con todos los cuidados y recomendaciones sanitarias para que no haya consecuencias que se tengan que lamentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: